lunes, 23 de mayo de 2016

“No Lo Soportaré Más” by Meryl Streep


“Ya no soportaré más algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, las críticas excesivas y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme.

Ya no dedicaré ni un minuto a quien me miente o quiere manipularme. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No tolero la erudición selectiva y la altivez académica. No me mezclaré más con el gentío o la chusma. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo diverso y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no la merece”




Meryl Streep.


domingo, 22 de mayo de 2016

Carta de Keanu Reeves para el mundo



«¿Ustedes ven esas personas detrás de mí? Todos ellos corren a su trabajo, sin prestar atención a nada a su alrededor. Sucede que la rutina diaria nos absorbe de tal manera, que ya no nos detenemos a nada, mucho menos con el fin de disfrutar de la belleza de la vida. Nos estamos volviendo verdaderos zombis.

¡Levanten sus ojos y quiten los auriculares! Traten de saludar a los transeúntes o abrazar a alguien, quien lo necesite. Brinden su ayuda a alguien. Vivan cada día, cual si fuera el último día de sus vidas…

Pocos saben, que hace unos años yo sufría de depresión. Al respecto, no le decía nada a nadie sobre este problema. Tuve que hacer un gran esfuerzo para superarlo y revertirlo. Simplemente, me di cuenta de que yo mismo me ponía barreras en el camino de mi felicidad.

Cada día que vives, no tiene precio. Ya llegó la hora de asumir conscientemente este hecho. Tal vez, no habrá mañana, así que ¡comienza a vivir hoy! Pronto habrá días festivos… Difundan este mensaje para que, por lo menos en estos días, ¡en el mundo halla un poco más de amor!»